jueves, 11 de noviembre de 2010

DOMINGO, BUEN DÍA - LA LUNA DE PIERROT Nº1

Domingo eres un agobio, lo dijo como si nada le importara en la vida ese día. Domingo eres el cúmulo de todos mis malestares. Pobre Domingo, escuchó, y puso en su rostro gesto de indiferencia, queriendo demostrar que nada le había importado. Pobre Domingo, no seas indiferente que te hace mal, más bien sal a la calle y encuéntrate con quien quiera que sea y hazle la conversación, saluda con un buen día, y pregúntale como está, cómo le ha ido.

Domingo sintió la necesidad de meterse a su habitación, se enterró en la cama y se puso a pensar; y repitió el mismo susurro de todos los séptimos días: “Hoy me gusta la vida mucho menos, hoy me gusta la vida mucho menos, hoy me gusta la vida mucho menos”, cada vez lo repetía más rápido como queriendo perturbar su mente él mismo. Domingo oyó una voz por la ranura de su ventana, que decía. “¡Gracias árbol, gracias casa, gracias perro, gracias vida, gracias muerte, gracias cielo, gracias mal, gracias hambre, gracias miseria, gracias sol, gracias amor… !” Hey ¿Tú quien eres? Le preguntó a Domingo. Domingo ni habló, y perdió la mirada hacia otro lado. ¡Tú, si el de mente perdida! ¿Cómo te llamas? ¿Qué acaso no oyes? Domingo respondió casi cortante. ¿Sales? Le dijo a Domingo. Y salieron juntos a andar por ahí, simplemente por ahí.

¿Por qué agradeces a todo? Domingo preguntó. ¿Y tú, por qué eres tan amable? No soy amable, respondió Domingo. Sólo que si no te conozco no te hablo. Bueno eso cambia la cosa. Además agradezco porque soy agradecida; porque le doy gracias a todo lo que no tengo y tengo, lo que algún día tuve, lo que tendré y lo que nunca tendré. ¿Tú que anhelas, le preguntó a Domingo? ¿Yo? nada. Respondió. ¿Cómo que nada? Vuelve a preguntar a Domingo. Todos anhelamos cosas,
tenemos sueños, hay oportunidades en la vida y en cada momento el desafío de poder crecer y ser grandes y felices. No puedes ser indiferente a todo lo que te rodea. ¿Lo crees? La verdad no me interesa, le dijo Domingo. ¿Y por cierto como te llamas? Preguntó. Me llamo Ironía. Seremos buenos amigos entonces, dijo Domingo.

Jean Carlo Osambela G.
http://issuu.com/lalunadepierrot/docs/lp1
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...