jueves, 11 de junio de 2009

Quintetos sin título

Niña, rojo y gris,

Me recuerdas tanto a las noches de oscuridad.

Eres el pacto entre la luna y el mar,

Tu piel es la suave brisa de la muerte.

Y tu fragilidad es mi existencia misma.


Haces que la sangre fluya

Colapsando mis vasos capilares.

Me tomas de las manos y me dejas caer.

Apagando mis sentidos por eternos momentos,

Que se traducen a instantes en el tiempo.


Dudas del mundo, te pareces tanto a mí,

Y a la vez siento que eres una esencia extraña.

Eres el hondo deseo de los mortales.

Y en mí, el más somero recuerdo

De una juventud perdida.


Liviandad, que llevo entre mis brazos,

Ansiedad que se vuelca en angustia.

Docilidad que me ahoga y asfixia.

Eres silencio y perturbación

Y el respiro que me estrangula.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...