jueves, 12 de febrero de 2009

LA PESTE

NO SE PUEDE ESPERAR NADA DE LAS OFICINAS. NO ESTÁN HECHAS PARA COMPRENDER.

ALBERT CAMUS, LA PESTE.

Escrito en 1947, válido para la eternidad
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...