sábado, 26 de abril de 2008

La imagen de Edgar Allan Poe por Harry Clarke

Edgar Allan Poe ha sido un escritor que ha marcado a la literatura -y al arte- como pocos. Sus cuentos, su poesía, sus ensayos, su vida. Todo conforma un conjunto de imágenes que aún se mantienen en nuestra cabeza gracias a su obra y a las constantes referencias que de ella se suelen hacer a través de diferentes medios.

Pero esta pasión por Poe tiene mucho tiempo ya. Casi tanto como el tiempo que lleva muerto. Desde Charles Baudelaire hasta hoy. Y en el transcurrir de ese más de un siglo han sido muchos los que le han querido rendir homenaje por su gran trabajo. Homenajes en literatura, pintura, música, cine. Sin embargo, el talento, que no le ha sido otorgado a todos, nos ha dejado un reducido porcentaje de esas obras para recordar. Una de ellas es la elaborada por el fantástico ilustrador Harry Clarke. Quien hacia el final de la segunda década del siglo veinte ilustró una edición de los cuentos de Poe.

Sin duda una gran obra, inspirada en la de E.A.Poe. En las imágenes de Clarke la intensidad del temor, lo oculto, la inestabilidad, se desbordan en cada detalle. Lady Ligeia, Un descenso al Maelstrom, Entierro prematuro, La verdad sobre el caso del sr. Valdemar, La máscara de la muerte roja, William Wilson, El gato negro, El pozo y el péndulo, Manuscrito hallado en una botella, Morella, Berenice, son algunos de los cuentos ilustrados por la virtuosa mano, e ingenio, de Clarke. El solo empleo del negro y del blanco para completar sus composiciones hacen de las imágenes grandiosas adpataciones del imaginario de Poe, siempre con las formas sombrías, espectantes, indefinidas. La sucesión directa entre el hecho aterrador y la reacción de la víctima o el testigo son siempre más que suficiente para describir el ambiente poeiano. Las ilustraciones de H. Clarke -de las cuales algunas me recuerdan a Fellini- las pueden hallar en http://www.grandmasgraphics.com/clarke1.htm .htm

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...