miércoles, 3 de septiembre de 2008

El Color del Mediodía

Tal vez fue una tarde de primavera del año pasado, que con Pierrot Wilhelm debatimos sobre el "eterno retorno"-hermanos míos-. Yo me enteré de esta actitud filosófica por un resumen del libro Así habló Zaratustra y Wilhelm por un artículo sobre las religiones del mundo; ambas teorías eran válidas para nosotros, sin embargo no fue hasta inicio de este año que le tomé más importancia a este tema, ya que al principio no podía entender con claridad (tuve que leer el libro); y no entendí semejante teoría insipiente, aunque la aceptaba como otras teorías leídas pero no daba fe de ello realmente.

Pero fueron dos razones las que me hicieron investigar más y aceptar que un día siniestro pensaría encontrar la verdadera respuesta del mundo.

- La primera fue a través de un conocido anime llamado The end of evangelion que como muchos fanaticos vieron, tiene un concepto muy complejo y no se sabe a ciencia cierta el verdadero final que el autor quiso hacernos llegar. Lo único que sí me quedo claro fue el resultado sobre "la complementación humana", la destrucción es la alegría de lo reencarnado - decía la serie.(1) El eterno retorno explica que el final es a la vez el principio, que todo vuelve y retorna eternamente. Los que vieron el anime saben a lo que me refiero: la humanidad desaparece y regresa al principio, hombre y mujer.(2)

-Luego, la otra razón fue más sobre la interpretación de los sueños, sobre las premoniciones y los deja vu. Esta razón es la más importante y más resaltante del por qué seguir investigando el tema del eterno retorno: aglomeraba todas las preguntas sostenidas en mi cabeza y sólo llegaba a la conclusión de preguntarme: ¿a donde te llevan los sueños?... los sueños que me comentaba Wilhelm por ejemplo eran creíbles, bizarros, y a la vez, confusos. Y yo siempre presentía en algunos momentos que ya había vivido eso antes, tras buscar respuestas a esas incertidumbres me refugié de nuevo en la historia del "eterno retorno" y llegué a la conclusión, errónea o no (mas, errónea, dirían) de que todas las preguntas plantadas en mi cabeza venían de eso. "que los sueños eran recuerdos inconscientes de lo que habíamos vivido anteriormente, igual que los deja vu y premoniciones son imágenes y situaciones puestas en vidas pasadas" - me replique.

Ya fuera mi alegría de pensar que esas dos razones (sean de necedad más que todo), las razones de la verdad, de la vida o simplemente del verdadero entendimiento de lo planteado por Friedrich Nietzsche.El eterno retorno es más que todo el pensamiento subjetivo del planteamiento del tiempo cíclico, mas no lineal. O sea, las cosas vividas por cada uno volverán a repetirse de igual manera como las vivimos, así hasta el infinito. Sí, volverás a nacer del vientre femenino, volverás a crecer, reproducirte, morir y volverás a ser lo mismo... hasta la eternidad.

Saber eso me reconfortaba como ser humano, me sentía mejor que mis amigos y el resto de personas, pues me dije: "encontré la respuesta a lo que buscaba”... pero, no fue mas que flor de un día.Pasado un breve tiempo, ya no reafirmaba esa respuesta encontrada, sea por varios motivos, ya había desaparecido esa "voluntad de poder" (de la que Nietzsche también hablaba) para seguir respaldando y defendiendo mi verdad. Consideraba que esa conclusión no era adecuada para la vida humana, solo era subjetivismo derrochado con el afán de ser objetiva, como dicen los libros..."solo fue un intento de superar la metafísica" (ese día entendí y maldije todo lo moral). Además, encontré textos que contradecían esa historia, en La historia de la eternidad, Jorge Luis Borges explicaba sobre el calor y la luz (formas de energía), la luz puede dar calor pero es imposible que el calor vuelva a ser luz, comprobación que anula el mito amenazador del eterno retorno.

Como explico, era un pensamiento subjetivo, e incoherente pensar en eso, ahora me pongo a reflexionar sobre aquello y me doy cuenta de que no hay respuestas claras hacia las preguntas primarias de la vida. Es mejor vivir a través de las respuestas de cada uno. Las respuestas que buscamos jamás las encontraremos en otras personas.

¿Realmente volvemos a vivir lo ya vivido?.... no lo sé, has la prueba.

Mitchell Lanazca


(1)=Tambien es parecido a la canción de narcosis : "hay que destruir para volver a construir...". Aunque el nihilismo de la historia no tiene nada que ver con el anarquismo de la canción, es solo una referencia.
(2)=Para mas referencia del anime, lean el otro articulo, "mantís mas roja que religiosa" ó "carta a una fruta amiga".


Cuadro :"eterno retorno" - Nicole Sanchez
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...